lunes, 13 de abril de 2009

Relatos Gays - DOS POLICIAS EN LA DISCO

Gay, trío, dominación. Dos policías comienzan cacheándolo y terminan...



Esto me paso hace dos meses, cuando estaba de visita

con un amigo en la ciudad, me decidí a salir una

noche cuando mi amigo estaba trabajando, esa noche me

decidí por ir a un lugar de ambiente para liberar

mis tensiones y con suerte conseguir algo de acción.

Al ir recorriendo la calle de los lugares mas

concurridos, me encontré con una disco que me llamo

mucho la atención, tenia mucha iluminación y solo se

veían hombres fuera de ella, por lo que imagine que

era un lugar gay.

Después de hacer fila por un rato mire hacia la

puerta y vi que había dos policías, quienes

revisaban a la gente aunque con algunos se excedían de

los limites, los dos policías lucían bastante bien con

su uniforme, y debido a que tengo debilidad por los

uniformes no detuve mi imaginación y empecé a crear

mi fantasía, la cual se volvería realidad en poco

tiempo.



Al pasar por fin al interior me dirigí hacia donde

estaban los hombres con los que había tenido tantas

ideas para pasar un rato de placer, había uno que

era mas alto que el otro, su nombre era Gabriel, era

alto, de mucho vello en el pecho, porque aunque

traía su uniforme, se asomaba por el cuello gran

cantidad de él, sus ojos eran azules su paquete no se

veía mal, en realidad se veía bastante apetitoso, el

otro policía era Edgar, sé sus nombres por que conocí

casi todos sus rincones, Edgar era mas bajo, tenia una

buena panza y sus ojos eran cafés, tenia barba

cerrada.



El llegar a donde ellos estaban Gabriel me

indico que levantara las manos y volteara hacia la

pared, al comenzar a tocarme no pudo evitar sentir mi

paquete ya en plena erección y se dio cuenta de mis

intenciones, entonces llamo a Edgar y le dijo: este

esta bien armado, mas vale revisarlo bien. Entonces me

llevaron a una oficina, en donde me ordenaron me

quitara toda la ropa, porque sospechaban que traía un

arma de alto calibre, con toda la pena, pero también

con morbo comencé a quitarme la ropa, hasta quedar en

una tanga que traía puesta para la ocasión, entonces

los dos se quedaron mirando uno al otro con una

sonrisamalévola y se decían cosas en secreto, después me

ordenaron que me desnudara completamente, cosa que

hice casi de inmediato.



Al estar ya desnudo, no podía evitar que mi paquete

se me pusiera duro como roca, porque estaba súper

caliente, necesitaba alguien que me aliviara la

urgencia, Edgar se acerco a mí y sin decir nada

comenzó a quitarse la ropa, hasta quedarse en slip,

ordenándome que se lo quitara con los dientes, cosa

que gustoso hice al momento, al ir descubriendo su

cuerpo me encontré con un miembro que ya estaba bien

erecto, imaginándose todo lo que podía hacer esa

noche, su tronco era grueso y tenia buen aspecto, me

lo metió en la boca y yo sin preguntar comencé a

chupárselo como si mi vida dependiera de eso,

recorría su glande con mi lengua, sabiendo que le

gustaba porque gemía de placer, recorría sus bolas y

las chupaba con mucho gusto, después empecé a recorrer

su cuerpo con mi lengua, buscando limpiar todos sus

rincones, pero me detenía en sus grandes tetas,

mordisqueándoselas, a lo que él respondía con mas

gemidos. Después de un rato empecé a sentir algo en

mi trasero, era Gabriel, que jugaba con su garrote y lo



introducía en mi agujero, mientras él sonreía,

después de un rato de juego y ya que tenia bien

dilatado mi agujero, me ensalivo el agujero y me metió

su pija hasta el fondo de un solo golpe, él gemía de

placer mientras yo sentía que me ahogaba con la enorme

pija de Edgar, así estuvimos una rato hasta que los dos



se vinieron, sin dejarme descansar, me levantaron y me

esposaron a un tubo que pasaba cerca del techo, me

tenían atrapado y no podía escapar, pero me gustaba,

deseaba mas de ellos, entonces Gabriel quito su

cinturón y comenzó a darme azotes, al principio eran

lentos peso iban aumentando de intensidad, ya que

estaba bien adolorido y tenia mi piel roja de los

azotes, me vendaron los ojos y los dos comenzaron a

lamer mi cuerpo, desde las bolas, mi pija, mi pecho

y se detenían en mis tetas, hasta que uno de ellos no

supe quien era me metió mi pija en su boca, dándome

tanto placer que estalle en poco tiempo, después me

liberaron y me ordenaron que les limpiara el sudor

con mi lengua, recorriendo todo su cuerpo delicioso,

hasta dejarlos secos.



Al terminar eso me colocaron

boca

abajo sobre una pequeña mesa, y comenzaron a jugar

con sus garrotes en mi agujero, los ensalivaban y me

los metían hasta el fondo, al principio me dolía

mucho,

sentía que me partían en dos, pero después me

encontraba gimiendo de placer al sentir que me los

metían y sacaban con buen ritmo, el cual se

aceleraba cada vez mas, Gabriel se acerco a mi boca y

me ofreció su pija para que la mamara, a los pocos

minutos se corrió en mi cara, para después lamerme

toda su leche, saboreándola y gimiendo mientras lo

hacia. Después me voltearon hacia arriba y Edgar se

sento sobre mi pija, comenzando a moverse hacia arriba

y abajo mientras que Gabriel me masturbaba

deliciosamente.



Después de esa noche vuelvo cada vez que puedo al lugar

para probar nuevas aventuras con Gabriel,

desafortunadamente Edgar ya no esta, pero ahora hay

otro policía nuevo que espero conocer.



PAGINAS GAYS RECOMENDADAS:

Sexo Gay -

Sexo Gay - Videos Pollas Gays -Pollas Gays - Videos Gays - Tema Gay - Porno Gratis - Sexo Transexual - Fotos de Famosos - Chicos Gays - Intercambios Porno - Sexo XXX - Sexo Gay - Pollas Gays - Porno Gay

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

PAGINAS RECOMENDADAS:

Videos Fotos Gay - Fotos Gays - Gay Duro Videos Gay - Tema Gay - Porno Gratis - Sexo Transexuales - Fotos de famosos -Fotos y Videos Gays -Chicos Gays - Intercambios Porno - Sexo XXX - Sexo Gay - Pollas Gays - Porno Gay